Día de la Independencia #9dejulio1816

Acto por el día de la Independencia

Los alumnos y alumnas de 5 Año «Arte» junto a sus docentes, prepararon con mucho cariño, sentimiento y trabajo este material para conmemorar el Día de la Independencia de nuestro querido País.

También queremos compartirles las siguientes palabras que el docente Prof. Andrés Ibañez preparó para este importante Acto.

Feliz día de la Patria. #independencia #argentina #actodelaindependencia #9dejulio

“¡Oíd mortales el grito sagrado libertad, libertad, libertad! Oíd el ruido de rotas cadenas ved el trono a la noble igualdad.” Versan las primeras estrofas de nuestro Himno Nacional. Muchas veces lo hemos cantado y hemos visto a muchos deportistas emocionándose al entonarlo antes de un encuentro deportivo internacional. Este himno no podría haber sido posible sin la Declaración de la Independencia. Independencia que celebramos cada año el 9 de Julio. Y este año de forma muy particular porque nos toca celebrarlo en el medio del aislamiento social preventivo y obligatorio causado por una pandemia mundial. Quisiera que nos tomemos unos minutos para reflexionar juntos sobre dos aspectos que vienen a la memoria colectiva en esta fecha patria: la independencia y la libertad.

Llamamos independencia a lo que no guarda relación de dependencia con otra cosa. También en el ámbito personal lo relacionamos con quien prefiere obrar o pensar por sí mismo, sin ayuda. Los habitantes de aquel virreinato  decidieron cambiar sus vidas, quisieron dejar de depender. Decidieron enfrentar lo que los oprimía y buscaron cambiarlo. Se jugaron por cambiar aquello que no los dejaba ser ellos mismos. Hoy nosotros estamos transitando obligadamente un período que nos hace parar y tener que quedarnos en nuestras casas para proteger a los más vulnerables. Nuestras rutinas cambiaron y nos damos cuenta en este parate obligado que algunas cosas no estaban funcionando tan bien. Que dependíamos de muchas cosas no nos dejaban ser libres. Pero, ¿Qué es la libertad?

Libertad es la facultad y el derecho de las personas para elegir de manera responsable su propia forma de actuar dentro de una sociedad. También llamamos libertad al estado o condición de la persona que es libre, que no está en la cárcel ni sometida a la voluntad de otro, ni está constreñida por una obligación, deber, disciplina, etc. En 1816 los Congresales de Tucumán buscaron ser libres. Dejar de depender económica y políticamente de España o cualquier otro imperio. Se jugaron la vida por ser libres. En este aislamiento social preventivo y obligatorio muchos de nosotros nos vimos obligados a quedarnos en casa para cuidar al prójimo, al prójimo más vulnerable. Y la gran mayoría libremente decidió acatar la orden para cuidar al otro. Para cuidar lo esencial. Para cuidar la vida. ¿Pudimos en este parate volver a lo esencial? ¿Pudimos pensar en esas cosas de las que dependíamos y que no nos dejaban ser libres? Tal vez vivíamos dependiendo de satisfacer necesidades falsas que nos cortaban la libertad. Tal vez corríamos detrás de un montón de objetos materiales que, finalmente, hoy nos damos cuenta que no necesitábamos tanto. Y que lo esencial está en otro lado como en esos abrazos de los seres queridos que tanto anhelamos volver a sentir. Quizás hoy, 204 años después de la Declaración de la Independencia, nos toca pensar en otra independencia. En la independencia que nos lleve a romper las cadenas del consumo excesivo por objetos materiales que no son esenciales. Objetos que no sólo no nos permiten alcanzar la libertad sino que además ponen en riesgo nuestra Casa Común. En la independencia que nos permita romper las cadenas de la insostenible y creciente desigualdad social en la que la vivimos. En la independencia con la que logremos alcanzar esa noble igualdad que soñamos cuando entonamos las estrofas de nuestro Himno Nacional.

Publicado en Sin categoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *